Descargar gratis libro Un unico Dios

Más de 300.000 libros descargados
Descargar gratis libro Un unico Dios Descargar gratis libro Un unico Dios Descargar gratis libro Un unico Dios

ABRAHAM Y SU HIJO LOT, SODOMA Y GOMORRA 24/11/2017Descargar gratis libro Un unico Dios


Al leerle el Antiguo Testamento a mi hijo Lautaro me doy cuenta de la violencia permanente que hay en su relato. Siempre me pareció una narración dura y violenta, pero ahora, a través de sus ojos, los ojos de un niño de nueve años, me parece mucho más grave, al punto que voy leyendo y le voy contando con mis palabras lo que acontece, sólo si considero que puedo leerle el párrafo textualmente se lo leo tal cual está escrito.
No quiero que él se haga la idea de que Dios es malo, o violento. Aunque entiendo, que si se miran las acciones de Dios desde una perspectiva puramente humana, se pueda considerar que lo que este hace, sea simplemente violencia. Podemos pensarlo de esta manera, Dios pinta un cuadro, con todas las ganas, todas las expectativas de que sea una obra de arte, pero con una salvedad, deja que parte de las pinceladas se pinten a sí mismas. Él no pinta todo el cuadro sino la base, y luego les da a los colores, a las pinceladas, el libre albedrío, el famoso libre albedrío para que terminen la obra. Es allí donde queda claro que hay partes de ese cuadro que están quedando mal y empiezan a arruinar la pintura general, esas partes son borradas por Él para que no se extiendan por el lienzo arruinando todo el trabajo. Debemos recordar en todo momento -por ejemplo al leer sobre el diluvio-, que las almas no se pueden matar, las almas son inmortales . Dios les permite encarnar como personas y Dios las retira del juego si se han desviado del camino.
El pueblo elegido tiene, en algunos momentos, la función de corrector. Es él el encargado de borrar algunas de las pinceladas y también el responsable de dar las pautas para las próximas.

Al leerle el relato, desde este punto de vista, Lautaro a veces se ríe de lo duro de entender que era el pueblo elegido, de cómo cometen los mismos errores una y otra vez, y cómo Dios se enoja con ellos una y otra vez. Sin embargo, no hay caso, no parece haber avances, da la impresión de que nunca van a entender...
Este pueblo elegido no quiere entender, ¿no puede entender?, ¿no debe entender?
¿Representará a la humanidad en un pequeño muestreo? ¿Representará a aquellos que perseveran en el camino errado?
¿Será para mostrar que aunque se insista en hacer las cosas mal Dios no va a ceder?
Porque Dios no cedió, y el pueblo elegido la pasó mal, mal, mal, muy mal.

****

Tienen, hacen, se van, llegan… ¿por qué narro en presente?, porque me parece que es necesario que, como lectores, estemos allí en el momento y en el tiempo en que ocurren los hechos. De esa manera, es posible poder sentir el calor del desierto, ver a la gente que está observando y nos vamos a mezclar entre ellos para observar qué sienten, qué piensan, qué cosas les preocupan, presenciar sus reacciones, impresiones y miedos.
Seamos igual que observadores, como periodistas realizando un reportaje, como científicos realizando un trabajo de campo en el lugar de los hechos en el momento en que ocurren mientras recolectamos las piezas del rompezabezas del misterio que nos ocupa.

****
Sigamos.

Abram estaba con Lot, su sobrino. Ambos consideraron que lo mejor era separarse y dividir las haciendas debido a que la tierra que tenían les había quedado reducida para los dos y sus familias, por eso decidieron que lo mejor era que cada uno se fuera por su lado.
Tiempo después, Lot es capturado en una batalla en las cercanías de las ciudades de Sodoma y Gomorra. Abram lo rescata y vence a sus captores.
Luego de estos hechos, Dios se le presenta a Abram en una visión y le anuncia que va a tener un hijo y que su descendencia será "tan extensa como las estrellas del cielo" -Abraham aún no había tenido hijos-.
Luego Dios le describe cómo se desarrollará el futuro: sus descendientes van a ser extranjeros en tierra extraña, serán esclavizados por cuatrocientos años y Dios juzgará a la nación que los haya oprimido, y que luego ellos, los hebreos, saldrán de esa tierra con riquezas.

Es interesante observar aquí como Dios ya le explica a Abram parte de su vida futura, lo que ocurrirá en Egipto, aunque Abraham no sabe que es Egipto quien los ha de esclavizar.
También se reitera la preparación del escenario, los papeles que cada uno va a representar, y como el pueblo elegido, con Abram a la cabeza, tiene un destino escrito que cumplir.
Todas esas piezas se presentan sueltas, no parecen tener una conexión, un sentido, sólo parecen el relato de hechos, unos tras otros como un libro de historia. Éste hizo esto, y el otro hizo lo otro, y por esto pasó esto y por aquello pasó lo otro y así, pero sin un fin general. Pero, si uno se aleja y mira el panorama completo, de punta a punta, se puede ver la línea que une los hechos y hacia dónde se dirige la historia, qué es lo que se persigue como resultado final, qué es lo que Dios quiere conseguir con tanto esfuerzo, con tantas demostraciones, con tantos hechos.
Ya lo vamos a descubrir, lentamente iremos desentrañando ese misterio. Esta historia se entiende mejor al ir y venir sobre los distintos acontecimientos.
No hay hechos casuales, todo tiene un sentido, un motivo, un destino escrito.

Sigamos.

Cuando Abram tenía noventa y nueve años, se le presenta Dios y le reitera que va a tener un hijo, se lo había anunciado antes, pero hasta ese momento no había ocurrido. Abram ya era una persona mayor, con noventa y nueve años no era lo que se podría decir, joven.
Dios le cambia el nombre a Abram y pasa a llamarlo Abraham, lo que en esa época significaba un cambio de destino, le dice ""anda en mi presencia y sé perfecto"" (Génesis 17:1-3).
Dios vuelve a realizar una alianza, con el ahora Abraham, y le promete que les dará a él y a su descendencia la tierra en la que andarán como peregrinos, y que Él, Dios, será su dios. Como señal de esa alianza se va a celebrar la circuncisión a todos los varones, tanto al nacido "en tu casa", como el "comprado con dinero", le indica.
Son interesantes todas estas señales que convierten al pueblo elegido en único, no sólo por su historia, sus tradiciones, sino que ahora, además, hay una señal física que se puede tocar, el circunciso es hebreo, es un integrante del pueblo elegido y ahora tiene una marca que lo identifica como tal.


El hijo de Abraham

Se le aparece Dios (Yahveh dice la Biblia) a Abraham, "Levantó los ojos y he aquí que había tres individuos parados a su vera. Como los vio acudió desde la puerta de la tienda a recibirlos, y se postró en tierra" (Génesis 18:2).

Vemos que Abraham reconoce en estos individuos a Dios, ¡pero eran tres!, no era uno, sin embargo Abraham reconoce que los tres eran Dios. Este número tres (3) es sumamente importante, veremos después que en la Iglesia Católica la Santa Trinidad representa justamente tres facetas de Dios: Dios padre, Dios hijo y Espíritu Santo.
Esta trinidad se ve paralelamente en los sistemas de creencias de los otros pueblos, en los dioses de los otros, ¿y qué tiene que ver? Todo tiene que ver, ya dijimos, no hay nada librado al azar, todo tiene un motivo.

Dios le manifiesta a Sara, mujer de Abraham, que le va a dar un hijo, y que Él, Dios, va a volver al cabo del tiempo del embarazo. Sara se ríe, no creía que a esa altura de su vida, a su avanzada edad, tuviese alguna posibilidad de tener un hijo, pero Dios le dice:
""¿Es que hay nada milagroso para Yahveh? En el plazo fijado volveré, al término de un embarazo, y Sara tendrá un hijo"." (Génesis 18:14).
Éste, su primer hijo, su primogénito, será Isaac.

Vemos que todo lo que hace Dios es milagroso y debe llamar la atención de aquellos que escuchen sobre lo ocurrido, ya que hechos normales no despertarían interés. Supongamos por un momento que Dios le hubiese dado un hijo a Sara a los veinte años, ¿a quién le hubiese llamado la atención?, probablemente a nadie, mas aún habría despertado todo tipo de suspicacias. ¿Qué clase de dios le da un hijo a quién puede tener cien?, y otros comentarios de ese tenor. Sin embargo, darle un hijo a una mujer que tiene más de cien años, vamos, eso sí que es un milagro digno de atención.

Abraham va camino de Sodoma y Gomorra, Dios le dice que ha llegado a Él el clamor de mucha gente, ya que el pecado de sus habitantes es gravísimo. Estas dos ciudades habían llegado al límite de la degradación, en ellas se cometían todo tipo de atrocidades y es claro que la gente que debía interactuar con ellos, sus habitantes, clamaba a Dios para que impusiera orden y justicia.

Dos de los individuos, -que Abraham había hallado a la vera de su casa y había identificado como Dios-, siguen camino a Sodoma y Gomorra mientras que Yahveh queda con Abraham. Entonces Abraham le pregunta a Dios si va a borrar al justo con el malvado. Dios le responde que no, que si encuentra a cincuenta justos no va a borrar las ciudades. Y Abraham lo interpela de nuevo, ¿y por cuarenta y cinco? Dios le dice que tampoco las va a borrar si hay cuarenta y cinco. Abraham continúa insistiendo, hasta llegar a diez. Finalmente Dios le contesta, que si encuentra diez justos no destruirá las ciudades.

En este punto me parece que Abraham, que era vecino de estas ciudades, sabía lo que ocurría y sabía que no había ninguna posibilidad de que se salvaran, pero lo importante no es eso sino mostrar a un Dios misericordioso, que, aunque ve que un grupo ha caído en la total degradación no los va a lastimar por piedad a los pocos justos que existan entre ellos.
No sólo misericordioso, sino además es recto -recordemos que cuando le cambia el nombre a Abraham le dice que debe ser recto-, ya no hay lugar para hacer las cosas mal, ya no hay lugar para los desvíos. Este Dios, el dios de los hebreos, es un dios recto, justo, y aleccionador. No le tiembla la mano para reprender al que se desvía y puede llegar al extremo de borrar de la faz de la tierra a una ciudad o un pueblo si es necesario. Si ya lo hizo con los propios -recordemos el diluvio-, ¿que queda para los ajenos? Como expresa el dicho: "Cuando veas las barbas del vecino cortar, pon las tuyas a remojar". La idea es justamente ésa, este castigo ejemplar a Sodoma y Gomorra todavía hoy hace pensar a más de uno. Ojo, no hagamos las cosas mal, no caigamos en el camino errado, nos dice la enseñanza. Hubo un tiempo en que nos las dejaron pasar pero ya no, ese tiempo se acabó. A los niños se les consienten cosas que no se les permiten a los adultos.

Los pueblos están entrando a la edad adulta, ya no se les puede admitir determinadas conductas.
Lo ocurrido en Sodoma y Gomorra es ejemplar, a tal punto que la devastación se ve a gran distancia y de ella, seguramente, se habrá hablado durante mucho tiempo. Aquel que la presenció o la escuchó de otros seguramente la volvió a contar y la historia se habrá regado por toda la zona. Otra muestra del poder del Dios de los hebreos, otra muestra de poder impresionante, una muestra de poder que marca un hito.

A esa altura de las circunstancias, muchos de los pueblos de la región, los "otros", ya empezaban a adoptar a Yahveh entre sus dioses, algunos lo ponían como el principal. Otros creaban historias de casamientos entre sus dioses y Yahveh tal vez para justificar la adopción de esta divinidad extraña a ellos. Ya todos veían que el dios de los hebreos era algo especial, muy especial, y no había comparación con los dioses que ellos tenían, además ¡era uno solo! No sólo era uno, un único dios, sino que además no tenía intermediarios. Él mismo se presentaba y hablaba con quien tuviese que hablar y hacía sus alianzas con los hombres que Él elegía. Y las muestras de su poder no dejaban ninguna duda.

Seguramente "los otros" les habrían rogado a sus dioses que los protegieran de este dios de los hebreos, un dios que borraba ciudades, y seguramente habrían implorado sin ningún resultado. Sus dioses habían empezado a dejar de "atenderlos". Ante el dios de los hebreos no había nada que hacer; sólo pedir misericordia y hacer las cosas correctamente, ya que este dios era misericordioso y justo.

Se puede empezar a percibir lo progresivo de -podría decirse- la política de Dios. Cada vez aprieta un poco más, cada vez pide que las cosas se hagan mejor y mantiene en todo momento una línea que cada vez se ve más clara. Esta línea dice "yo soy el único Dios", "yo pongo las leyes", "yo digo cómo deben hacerse las cosas", "y no me tiembla la mano". Punto fundamental, sobre todo en esos tiempos en que el nivel de violencia era bastante alto, la vida valía poco, el saqueo y las guerras estaban a la orden del día y la humanidad estaba encontrando su camino. Un camino difícil, la humanidad era un niño complicado, rebelde, que a veces requería una palmada para entender, o un tirón de orejas.

***

Le comento a mi mujer, Laura, que si existían otros pueblos y si las demostraciones de poder de Dios eran tan grandes y tan a la vista, debería haber quedado en la historia de esos pueblos algún rastro que podamos ver.
Me siento como Indiana Jones, me desafío, a ver, busquemos.
Laura me mira como diciendo "mmm ¿y ahora?".

***
Son las once de la noche, Laura está durmiendo plácidamente, después de un día de playa -estamos de vacaciones por unos días-.
Yo estoy con la computadora portátil tratando de encontrar rastros de los hechos mencionados en la Biblia en los mitos de los pueblos de la Mesopotamia, que deben haber convivido con el pueblo hebreo. Encuentro menciones al diluvio, menciones a Yahveh. Algunos de ellos hasta hacen que sus dioses realicen pactos con Yahveh como para justificar adoptar a este nuevo Dios.
No aguanto, es mucho, la despierto.
- ¡Laura!, ¡ahí están!, ¡encontré los rastros! ¡ahí está Yahveh! ¡ahí está el diluvio! ¡ahí está el árbol de la vida!
Laura abre los ojos y me mira como diciendo "mmm voy a poner cara de interés así me deja seguir durmiendo".
Y sí, tiene razón, mejor espero a la mañana en el desayuno y se lo cuento.
Y sí, se lo conté en el desayuno.
Pobre Laura.

(extracto Libro Un único Dios)

Descarga gratis el libro EL OBSERVADOR de Alberto Canen Descargar gratis libro Un unico Dios
La explicación del Génesis. El relato de la Creación de la Biblia comprendido tanto desde lo científico como desde lo espiritual.
Descarga gratis el libro UN ÚNICO DIOS de Alberto Canen Descargar gratis libro Un unico Dios
El motivo de ser del pueblo elegido. El origen del pueblo judío. El paso de la infancia a la adultez de la humanidad.

Para consultar por Descargar gratis libro Un unico Dios ABRAHAM Y SU HIJO LOT, SODOMA Y GOMORRA
haga clic aquí

Última actualización 24/11/2017 15:21:36Descargar gratis libro Un unico Dios
Descargar gratis libro Un unico Dios Descargar gratis libro Un unico Dios Descargar gratis libro Un unico Dios
Descargar gratis libro Un unico Dios
Descargar gratis libro Un unico Dios Descargar gratis libro Un unico Dios Descargar gratis libro Un unico Dios
Alberto Canen, Descargar gratis libro Un unico Dios
El autor de Un Unico Dios

La biblia y el pueblo elegidoUn único Dios: El motivo de ser del pueblo elegido. (Spanish Edition) [Paperback]
Sr Alberto Canen (Author)

Price: U$S 18.49 & FREE Shipping on orders over $25. (Amazon)

In Stock.
Ships from and sold by Amazon.com. Gift-wrap available.

Amazon clic aquí


El genesis y la cienciaEl observador: Del relato de la Creacion a la explicacion cientifica. (Spanish Edition) [Paperback]
Sr Alberto Canen (Author)

Price: U$S 7.99 & FREE Shipping on orders over $25. (Amazon)

In Stock.
Ships from and sold by Amazon.com. Gift-wrap available.

Amazon Clic aquí



Descargar gratis libro Un unico Dios Recomienda esta página
Descargar gratis libro Un unico Dios ¡Agregar a Favoritos!
Guardar en:
Guardar en Marcadores
Descargar gratis libro Un unico Dios
Goodreads


  • Un único Dios ISBN 9789873324383, y El observador ISBN 9789873324376
  • por Alberto Canen, todos los derechos reservados, copyright 2010-2016
  • Buenos Aires, Argentina | Tel.: (54) 11-4765-9390
  • editor@albertocanen.com
  • El observador y Un único Dios por Alberto Canen se encuentran bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
    Basada en una obra en www.albertocanen.com. Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse en www.albertocanen.com/...ciones.htm.
    Licencia de Creative Commons
    Imágenes del libro El observador by Alberto Canen is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 4.0 Internacional License.
    Creado a partir de la obra en http://www.albertocanen.com.

    Últimas búsquedas: monoteismo, politeismo, Biblia, genesis, espiritualidad, origen del judaismo, origen del pueblo israeli, origen del pueblo de israel, motivo de ser del pueblo de israely eva fueron los primeros, libro de numeros 11 18-20 33-34, en que consisten las 10 plagas que dios envio a egipto, permisos a la manera de dios, preguntas de religion de mensajes de dios, ruth de licencias, descargar libro completo el unico dios de alberto canen pdf, evolucion de la tierra pangea rodinia nena, porque dios castiga con 40 a%f1os en el desierto al pueblo de israel en mois%e9s , imagenes de las tablas de la ley de dios,

    Diseño web y optimización www.paginadigital.com.ar

    Descargar gratis libro Un unico Dios